5 juegos para practicar inglés en verano

Ya sea en el aula o en casa, es fácil hacer que los jóvenes practiquen su inglés mientras se divierten. Si eres imaginativo y te gusta el bricolaje, puedes añadir una dimensión visual y sensorial al aprendizaje. Aquí tienes algunas ideas de juegos para practicar inglés en verano para aprender inglés de forma divertida:

1. Simón dice

Simon dice que es el equivalente a “Simón dice…” en España. El principio es sencillo: tú eres Simón y dices una acción sencilla que comienza (o no) con “Simón dice…”; los niños deben (o no si no has dicho “Simón dice” al principio) hacer lo que se les pide. Este juego ayuda a repasar los verbos de acción básicos, los colores, el cuerpo humano, etc.

Ejemplo de instrucciones:
Simón dice: “tócate la nariz”, “ráscate el pelo”, “siéntate”, “imita al perro”, “sonríe”, “mira a tu profesor”, “coge un bolígrafo”, “salta”, “levanta la pierna”, “ve a la ventana”, “da los buenos días”, “mira al cielo”, “dame un bolígrafo”, “encuentra algo rojo”, “tócate la oreja izquierda”, “levanta la mano derecha”, etc.

2. ¿Quién es?

Sé ingenioso. Utiliza o inspírate en un juego de Quién es para describir el aspecto de los personajes: color y textura del pelo, gafas, bigote, color de piel, ojos, pendientes, ropa, colores, etc. Una vez que el vocabulario haya sido tratado en clase, forme dos equipos y organice un concurso con sus alumnos. Un grupo elige al personaje misterioso y se turna para responder a las preguntas. El otro grupo debe adivinar haciendo una pregunta en inglés por turnos:
– “¿Es un hombre o una mujer?”
– ¿De qué color es su pelo?
– ¿Tiene gafas?

Variación de este juego para los que dominan el inglés básico: coge una ilustración, pide a un niño que elija un objeto del dibujo y lo mantenga en secreto; los demás tienen que adivinar, mediante preguntas en inglés, de qué objeto del dibujo se trata lo más rápidamente posible.

3. El tiempo y el día

En las rutinas diarias de cada mañana, pide a un niño que determine el tiempo, el mes y el día de la semana. Utiliza una pizarra magnética, una pizarra para rascar o simplemente imágenes de cartón para poner etiquetas con el vocabulario asociado.

4. El juego de la memoria

¡El juego de la memoria tiene más de una variante en su bolsa! He aquí una idea para enriquecer el vocabulario con las palabras más utilizadas en la lengua inglesa. Haga tarjetas pequeñas por ambos lados, basándose en el principio de 1 tarjeta = 1 palabra. Por un lado, una ilustración, y por el otro la palabra escrita en inglés con su fonética.

Puede trabajar la memoria proponiendo que elija una imagen y adivine la palabra en inglés; o mostrar la palabra escrita en inglés y adivinar su traducción al francés. Durante una partida, la persona que encuentre la palabra gana la tarjeta.

5. Construcción de frases

De nuevo, haz tarjetas con una ilustración y su nombre debajo. Necesitas tarjetas con un sujeto (“Mi padre, El gato, David, La profesora, etc.), tarjetas con un verbo de acción (come, ama, toma, da, ve, tiene, etc.), adjetivos (un verde, un bonito, una luz, un grande, un soleado, etc.) y sustantivos (coche, bolígrafo, vacaciones, vaso, tomate, etc.) El objetivo es construir frases que tengan sentido. ¡Pero también para reírse de las locas frases que inevitablemente se inventarán!

Estos juegos son una oportunidad para añadir nuevos conjuntos de vocabulario a medida que aprenden, empezando por palabras comunes relacionadas con su vida cotidiana: números, en casa, en la escuela, comida, colores, ropa, en la calle, el cuerpo humano, los miembros de la familia, etc.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *